Categorías
Estudiante

Roberto, estudiante

Soy Roberto Ramírez, estudiante de último año de relaciones internacionales. Soy uno de los tantos que ha «disfrutado» de la última clase con sus compañeros, sin ser consciente de que sería la última. Ahora vivo en Málaga con mi familia, tras un caótico viaje durante la pandemia. 

Mi rutina diaria es bastante productiva, más que antes de la cuarentena. La sensación de tener todo el día «para mi» me presiona a no perder el tiempo. Hago deporte por las mañanas, me arreglo y hago los recados habituales (hacer la compra, pasear a mis perros…). También saco tiempo para estudiar, hacer hobbies que no sabía que ni me gustaban y tener el máximo contacto social posible. En enero, no hubiese hecho la mitad de lo que hago ahora, pero si disfrutaría, con más calidad, de mis amigos.

Hay veces en las que estoy muy animado y motivado porque tengo el día completo con cosas que hacer, especialmente si alguna de estas tareas se escapa de la rutina diaria. Sin embargo, y relacionado con esto último, hay veces en la que me cuesta encontrar las fuerzas para cumplir con mi rutina. A pesar de que es muy productiva y haga cosas que me gustan, es cierto que la rutina pasa a ser monotonía y parece estar viviendo el mismo día una y otra vez.

Ahora mismo me preocupa sobre todo mi futuro laboral. En las noticias no dejan de anunciar la crisis que afrontaremos tras el coronavirus. Como recién graduado esto va a suponer muchas barreras a la hora de encontrar una oportunidad laboral. Además, debido a la gestión española de esta crisis, todo apunta a que me tendré que ir al extranjero si quiero encontrar trabajo, aunque desde mi punto de vista personal, no me desagrada esta idea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *